Menu
26/09/2020
A+ A A-

40º Aniversario del Poder Popular en Cuba

La Habana, Nov.12 (DP.net).─ Se ha conmemorado en Cuba el 6 de noviembre el 40º Aniversario del establecimiento de la "Democracia Participativa" en el país. El lema que forma parte de la proclamación destaca "40 Años de Poder Popular". 

La conmemoración tuvo lugar en distintas provincias en recuerdo del establecimiento de la Constitución de 1976, la primera que desde el triunfo de la Revolución en 1959 rigió los destinos de la nación cubana. En 1992 se proclamó una nueva Constitución basada en la anterior pero con notables diferencias para adaptarla a las nuevas circunstancias que eran consecuencia de la caída del Imperio Soviético.

El evento conmemorativo del domingo fue presidido por Esteban Lazo, miembro del Buró Político del Partido Comunista y actual Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. A su vez, el Presidente de la Asamblea Provincial de la capital cubana, Reynaldo García, subrayó que el Poder Popular es un sistema de gobierno por medio del cual el pueblo está representado desde sus raíces en las Asambleas Municipales.

Las celebraciones continuaron el lunes con intercambios y reconocimientos a miembros del Buró Político y del Comité Central del Partido comunista, algunos de los cuales mantienen sus puestos de diputados en la Asamblea Nacional desde hace más de tres décadas.

En Cuba se forjó 20 años después del triunfo de la "Revolución" un sistema de Asambleas para aparentar que el país se alejaba del sistema dictatorial y que institucionalizaba una amplia participación popular en la toma de decisiones a todos los niveles de gobierno. Centro electoral en Cuba, 2012El gobierno cubano ofrece en la WEB una descripción de su sistema electoral, dirigido a una audiencia universal. La inmensa mayoría de los cubanos no puede visitar estas páginas porque Cuba tiene el sistema más restringido de acceso a la Internet de todo el mundo, después del de Corea del Norte. En otras palabras, es un esfuerzo de propaganda dirigido al consumo externo.

La descripción del proceso en esas páginas da la sensación de que se aplican principios de democracia directa y democracia participativa. Sin embargo, basta un análisis imparcial de cómo se maneja este mecanismo, basado en la propia exposición que promueve el gobierno cubano, para darnos cuenta de que no es más que un escenario que pretende justificar la permanencia en el poder. Es un sistema unipartidista, unicameral y abrumadoramente presidencialista con un mecanismo vertical de poder. Está mucho más lejos de la democracia participativa que cualquiera de las democracias representativas del mundo de hoy.

El unipartidismo del régimen cubano y el centralismo del poder en el Presidente del Consejo de Estado son las características esenciales de un sistema de gobierno que no puede caracterizarse como democracia participativa ni como algún otro tipo de democracia.

Las candidaturas a las Asambleas Municipales se resuelven a mano alzada en pequeños grupos comunitarios de barrio bajo la vigilancia de las autoridades vigentes, por lo que resulta casi imposible cualquier manifestación opositora que cuando llega a manifestarse es acosada por acusaciones de estar guiada y controlada por intereses extranjeros. Se desautoriza así la posibilidad de llegar a conclusiones y soluciones mejores que las que propone la elite gobernante que en la práctica es la que toma todas las decisiones y califica de delito cualquier intento de optar por políticas diferentes.